PRESENTACIÓN

Presentación

Este blog surge por la necesidad de encontrar un lugar en el que agrupar y salvaguardar toda una serie de consejos, reflexiones, reseñas, c...

lunes, 3 de junio de 2019

Quiero ser como tú, de Cristina Oleby y Silvina Eduardo


Cristina Oleby y Silvina Eduardo
Quiero ser como tú
La Espigadora Producciones (2019)



Aceptarse no es nada fácil. Tal vez sí cuando, como los niños, aún no nos hemos dado cuenta de que unas características son más apreciadas que otras en la sociedad en la que vivimos. Desde el momento en que sabemos que las mujeres y los hombres de las revistas, los anuncios y las películas son de una manera y no de otra, dejamos de gustarnos de forma directamente proporcional a aquello que nos distancia de ellos.

Pero Quiero ser como tú nos enseña que dejar de ser como somos quizá no es tan genial como creemos. Lo que nos puede parecer un defecto es muy probablemente la mejor de nuestras características, la que más echaríamos de menos. 

En un punto indeterminado de la sabana africana, al pie de las Colinas de !Kong, Serpiente está intranquila. El resto de animales que habitan el lugar no se gusta y prefiere ser como alguno de sus vecinos. Tanto es así que, un buen día, deciden cambiar: enroscarse el cuello, cortarse la melena o, incluso, vendarse las orejas.



Sin embargo, nada sale como se esperaba, la felicidad esperada no llega. Muy al contrario, las nuevas características suponen un verdadero problema. Lo que ocurre después es una maravillosa lección para el lector: no hay nada como ser uno mismo.

Recuperada la forma original de los animales, llega la calma y en un punto indeterminado, al pie de las Colinas de !Kong, todos saben que hay mucho que celebrar.


El texto, de la madrileña Cristina Oleby, es fresco y divertido, con la misma cercanía al mundo infantil de sus otras historias Del círculo que se cayó de una camiseta de lunares, El viaje de Nora y Soy una superniña. Acompañado de las personalísimas ilustraciones de la argentina afincada en Alemania, Silvina Eduardo, el álbum es un maravilloso regalo para los sentidos y el corazón.
Vanessa Rodríguez Pérez.




Proceso creativo/booktrailer: 
https://www.youtube.com/watch?v=Gz20AWb6dmY
https://www.youtube.com/watch?v=Gz20AWb6dmY

Entrevista con Cristina Oleby: 
https://amerendarconmama.es/2019/02/cristina-oleby-con-el-crowdfunding-anades-el-contacto-con-los-mecenas-y-la-emocion-de-conseguir-un-objetivo/



miércoles, 22 de mayo de 2019

Los calzoncillos maléficos, de Aaron Reynolds y Peter Brown


Aaron Reynolds y Peter Brown
Los calzoncillos maléficos
Picarona (2017)


Jasper ya no es un conejito pequeño, ahora es un conejo mayor. Por eso, en lugar de los "requeteblancos de siempre", le pide a su mamá que le compre unos terroríficos calzoncillos verdes que llaman su atención nada más verlos en uno de los expositores de la tienda.



Sin embargo, cuando llega a casa, piensa que quizá no fue la mejor de las ideas. Los calzoncillos maléficos tienen superpoderes: se iluminan en la oscuridad y son capaces de... ¡resucitar! Jasper intenta una y otra vez deshacerse de ellos, pero siempre sin resultado. Incluso cuando los envía a la China, logran reaparecer en su casa acompañados de algunos "recuerdos".



Aaron Reynolds Y Peter Brown vuelven a colaborar para crear una divertidísima historia de suspense en la línea de su trabajo anterior, Las zanahorias maléficas, editado también por La Picarona.

Texto e ilustraciones se unen para crear una atmósfera inquietante, repleta de guiños al género de suspense, entremezclado con la aventura y el humor. Aspectos, todos ellos, que convertirán este álbum en otro de los favoritos de nuestra biblioteca.

Vanessa Rodríguez Pérez.





viernes, 5 de abril de 2019

El topo que quería saber quién se había hecho aquello en su cabeza, de Werner Holzwarth y Wolf Erlbruch


Werner Holzwarth y Wolf Erlbruch
El topo que quería saber quién se había hecho aquello en su cabeza
Beascoa (2017)



Existe un tema que nunca falla con niños, un tema que los cautiva, los divierte y hasta los enloquece: ¡la escatología! Sí, absténgase los escrupulosos, porque hoy hablaremos de un libro sobre... cacas.

Érase una vez un topo a un excremento pegado. Érase una caca misteriosa y un topo que quería saber quién lo había pringado. Érase una búsqueda incansable, un encuentro, una venganza.

El topo que quería saber quién se había hecho aquello en su cabeza es la historia de una pesquisa. Y es que Topo no descansará hasta encontrar a aquel que le ha puesto una boñiga por sombrero. En el camino, el lector se sorprenderá, entre risas, al descubrir que las cacas no son todas iguales y que hay tantos tipos de excrementos como de animales.


El empleo de estructuras repetitivas en el texto, permite la anticipación en el lector, que disfrutará y se sentirá seguro con la narración de la historia. A la vez, la frescura de las ilustraciones del galardonado Wolf Erlbruch, lo cautivará y lo mantendrá absorto en el juego que se establece en la sucesión de sus páginas. 

En definitiva, ¡otro imprescindible de la biblioteca de nuestros pequeños lectores!

Vanessa Rodríguez Pérez









jueves, 28 de marzo de 2019

¡Julieta, estate quieta!, de Rosemary Wells


Rosemary Wells
¡Julieta, estate quieta!
Alfaguara (2015)


La semana pasada reseñábamos un libro de poesía y destacábamos la importancia del verso en el aprendizaje de la lectura. Conscientes de esto último, muchos libros para niños acuden al texto rimado para presentar sus historias de una manera motivante y efectiva. 

Rosemary Wells, prestigiosa autora dentro del ámbito de la Literatura infantil, es conocida por ustedes, más probablemente, por ser la creadora de los entrañables Max y Ruby, que acabaron pasando a la gran pantalla y convirtiéndose en una exitosa serie de dibujos animados.

Como Max y Ruby, los protagonistas de ¡Julieta, estate quieta! son animales antropomorfizados. En este caso, se trata de una familia de ratones que trata de sortear las dificultades que entraña para los padres compartir las atenciones entre sus distintos hijos. 



Una historia entrañable y divertida, con un tema profundo, pero cercano para los niños, y unas ilustraciones amables, de colores llamativos que cautivarán a los pequeños.

Vanessa Rodríguez Pérez


jueves, 21 de marzo de 2019

12 poemas de Federico García Lorca, ilustrados por Javier Pacheco


12 poemas de Federico García Lorca 
ilustrados por Javier Pacheco
Kalandraka (2014)


Hoy se celebra el Día Mundial de la Poesía y nada mejor que esta obra para celebrarlo desde nuestro blog. Un libro delicioso en la que una docena de magníficos poemas del autor granadino aparecen acompañados de una ilustración del gran Javier Pacheco.

No debería ser necesario insistir en la importancia de la lectura de poesía a los niños desde edades tempranas. Este género, de hecho, se trata de uno de los más adecuados para el primer contacto con la lectura. Su musicalidad, su íntima relación con las emociones y con el juego, la convierten en la herramienta perfecta para iniciarlos en ella.

La figura de Federico García Lorca es fundamental en la Historia de la Literatura del siglo XX, sus trabajos -poesía y teatro- forman parte de nuestro bagaje cultural y, por tanto, del currículum prescriptivo de distintas etapas educativas en nuestro país. Por ello, libros como este son tan importantes y tan necesarios.


Un último detalle para convencer a los indecisos: las ilustraciones de Javier Pacheco son verdaderas obras de arte. Imágenes oníricas y sugerentes llenas de simbolismo que navegan entre reminiscencias de la época azul picassiana.

Vanessa Rodríguez Pérez.


jueves, 7 de marzo de 2019

Cuando las niñas vuelan alto, de Raquel Díaz Reguera

Raquel Díaz Reguera
Cuando las niñas vuelan alto
Lumen (2107)


Con motivo del Día de la Mujer, que se celebra mañana 8 de marzo, nos decidimos esta vez por reseñar este curioso álbum de la artista sevillana Raquel Díaz Reguera. Cuando las niñas vuelan alto nos recuerda que todos -haciendo especial incidencia en las mujeres- podemos ser lo que queramos ser. Que los obstáculos para conseguir lo que queremos, muchas veces, los ponemos nosotros y tienen que ver con la confianza en nosotros mismos. 

Las tres protagonistas de esta obra tienen sueños, se imaginan pilotando un avión, escribiendo o tocando el violín. Son felices tal y como son y no se plantean que tengan que ser de otra manera. Sin embargo, las cosas, a veces, se complican. Escuchando las voces que no deben, dándole a estas la importancia que no tienen, Adriana, Jimena y Martina, acaban dudando de su físico y de sus habilidades. Todo ello, eso sí, hasta que llega Violeta, una pequeña que logra que se den cuenta del engaño y que recupera el ánimo y las inquietudes que una vez estuvieron allí.



Sin convertirse en un "libro para", Cuando las niñas vuelan alto consigue hacernos llegar una importante lección: si queremos algo, debemos luchar por conseguirlo olvidando las dificultades que pueda entrañar nuestra meta, siendo firmes en su búsqueda y desoyendo los comentarios que no nos animan a llegar a ella. 

Este fin de semana es perfecto para acercarnos a una librería o a una biblioteca al leer este libro con nuestros hijos, con nuestras hijas, y decirles que nunca olviden lo valiosos e importantes que son y todo lo que, si quieren, pueden llegar a ser.

Vanessa Rodríguez Pérez.


jueves, 24 de enero de 2019

Necesito un abrazo, de Aaron Blabey

Aaron Blabey
Necesito un abrazo
Anaya (2018)


Esta semana he recibido un regalo muy especial: un álbum ilustrado absolutamente delicioso realizado por el polifacético artista y autor australiano Aaron Blabey. 

La estructura de la historia es relativamente sencilla: un pequeño erizo que se muere por un abrazo, un puñado de animales que se niegan a hacerlo horrorizados por sus púas y una sorpresa final que, como mínimo, te sacará una sonrisa.

Detrás de esta sencillez, no obstante, se esconde una imagen maravillosa, la del refrán popular "siempre hay un roto para un descosido" o, lo que es lo mismo, a pesar de todo, pase lo que pase, siempre habrá alguien que te quiera. 

Las divertidísimas y expresivas ilustraciones de Necesito un abrazo juegan con un texto cargado de sentido del humor, que comienza y acaba en las guardas, la única parte del libro que no escatima en detalles. 


No lo dudes, un libro que consigue que quieras abrazar a un erizo (y, besar a una .... ), ¡es un libro para tu biblioteca!

Vanessa Rodríguez.